Cola de histidinas, ingeniería genética

Cola de histidinas, ingeniería genética

La cola de histidinas es una secuencia de aminoácidos que se utiliza en la ingeniería genética para facilitar la purificación de proteínas. Esta técnica se basa en la afinidad de la histidina por los iones de níquel, lo que permite la separación de la proteína de interés de los demás componentes de una mezcla.

¿Cómo funciona?

En primer lugar, se introduce una secuencia de seis a diez residuos de histidina en la proteína de interés. Esta secuencia actuará como una etiqueta que permitirá la purificación de la proteína. Una vez expresada la proteína recombinante en un sistema de expresión adecuado, se utiliza una columna de afinidad de níquel para la purificación.

La columna de afinidad de níquel contiene iones de níquel unidos a resinas, que se unen específicamente a las histidinas de la cola de la proteína de interés. Cuando se aplica la mezcla de proteínas a la columna, las proteínas no deseadas se lavan, mientras que la proteína de interés se une a la columna debido a la afinidad entre las histidinas y los iones de níquel.

Cola de histidinas, ingeniería genética

Después de lavar la columna para eliminar las proteínas no deseadas, se añade una solución que contiene iones de imidazol o EDTA, que compiten con las histidinas por los iones de níquel. Esto permite que la proteína de interés se desorbe de la columna y se recupere en estado puro.

Aplicaciones de la cola de histidinas en la ingeniería genética

La cola de histidinas es ampliamente utilizada en la ingeniería genética debido a su facilidad de uso y alta especificidad. Esta técnica permite purificar proteínas recombinantes en grandes cantidades y con una alta pureza, lo que es fundamental para su estudio y aplicación en diversas áreas de la biología y la medicina.

Algunas de las aplicaciones más comunes de la cola de histidinas incluyen la producción de proteínas terapéuticas, el estudio de interacciones proteína-proteína y la elucidación de estructuras proteicas mediante técnicas de cristalografía de rayos X.

Deja un comentario