Fármacos obtenidos por ingeniería genética.

Fármacos obtenidos por ingeniería genética

La ingeniería genética ha revolucionado la industria farmacéutica al permitir la producción de fármacos a través de la modificación genética de organismos vivos. Estos fármacos, también conocidos como biotecnológicos o biológicos, han demostrado ser altamente efectivos en el tratamiento de diversas enfermedades, como el cáncer, enfermedades autoinmunes y trastornos genéticos.

La ingeniería genética consiste en la manipulación del material genético de un organismo para introducir características específicas. En el caso de los fármacos obtenidos por ingeniería genética, se utiliza ADN recombinante para modificar células vivas y producir proteínas terapéuticas que actúan como medicamentos.

Proceso de obtención de fármacos por ingeniería genética

El proceso de obtención de fármacos por ingeniería genética consta de varias etapas:

1. Identificación del gen: Se selecciona un gen específico que codifica para la proteína terapéutica deseada.

2. Clonación del gen: El gen seleccionado se inserta en un vector de ADN, como un plásmido bacteriano, para su clonación y multiplicación.

3. Transformación del vector en células hospedadoras: El vector de ADN se introduce en células hospedadoras, como bacterias o células de mamíferos, para que puedan producir la proteína terapéutica.

4. Cultivo y multiplicación celular: Las células hospedadoras se cultivan en grandes cantidades en condiciones óptimas para que produzcan la proteína terapéutica de forma continua.

Fármacos obtenidos por ingeniería genética.

5. Purificación y formulación del fármaco: La proteína terapéutica se purifica y se le añaden otros componentes necesarios para su estabilidad y administración.

Beneficios de los fármacos obtenidos por ingeniería genética

1. Especificidad y eficacia: Los fármacos obtenidos por ingeniería genética se diseñan para actuar de manera específica en una diana terapéutica, lo que reduce los efectos secundarios y mejora la eficacia del tratamiento.

2. Nuevas opciones terapéuticas: La ingeniería genética ha permitido desarrollar fármacos para enfermedades que antes no tenían tratamiento eficaz, como algunos tipos de cáncer y enfermedades raras.

3. Menor riesgo de reacciones alérgicas: Al ser producidos por células vivas, los fármacos obtenidos por ingeniería genética tienen menos probabilidades de causar reacciones alérgicas que los fármacos convencionales.

4. Avances en medicina personalizada: La ingeniería genética ha abierto la puerta a la medicina personalizada, permitiendo desarrollar fármacos adaptados a las características genéticas de cada paciente.

Deja un comentario